jueves, 4 de marzo de 2010

Reflexiones de la vida: moda, poder, dinero... I

Sí, el mundo de la moda es frívolo, superficial, plagado de bien-quedas y de gente que está dispuesta a bailarle el agua a cualquiera con tal de conseguir aquello que desean (que suele ser IMAGEN y protagonismo). Hipocresía, falsedad, críticas a las espaldas y sonrisas Profident cuando apareces...

Pero reconozcámoslo, a todos nos gusta movernos en bonitos ambientes, acudir a lugares diferentes y elegantes, cool, eventos y reuniones exclusivas, con gente chic, vestir a la última y (sobre todo) que nos alaben por ello. Divertirnos. Sentirnos inmersos en ese círculo exclusivo al que tan solo unos pocos tienen permitido el acceso. Y es que, en este mundo tienes que demostrar que tienes algo, ese allure que muchos buscan pero pocos encuentran. O en realidad, tampoco hace falta que hagas nada especial, simplemente estar en el momento adecuado, en el lugar adecuado y ser visto por la persona adecuada, que le caigas en gracia y que te incluya en su círculo. Fácil. ¿O no?

Esto me recuerda a una reciente conversación que tuve hace unos días: el dinero te proporciona buenos contactos y hace que seas “alguien” que, a su vez, te proporciona más contactos y ventajas sobre el resto de los mortales (enchufillos, vaya...), o ¿es ser “alguien” lo que te da el dinero que hará que puedas estar en los lugares adecuados, en los momentos adecuados para hacer esos buenos contactos? Qué fue antes, ¿el huevo o la gallina? ¿El Poder da Dinero? O ¿El Dinero da Poder?

En fin, una conversación reflexiva, casi discusión acalorada, en la cada que cada uno tiene su propia opinión, encontradas, y que no llegarán nunca a un acuerdo. Como ocurre cuando ves algo amarillo huevo y el otro lo ve naranja claro... ¿quién tiene la razón?

Pero lo que todavía me parece más hipócrita aún es esa gente que critica este mundo por todo lo comentado anteriormente, te pone verde por querer dedicarte a eso, querer moverte él y trabajar en ese ambiente. Y todo, porque en el fondo es algo que ellos siempre han querido hacer pero no se han atrevido, bien sea por miedo a dar ese salto que es necesario para cambiar el rumbo de la vida, porque se han aferrado a lo fácil y cómodo de su día a día. Por MIEDO, que es lo que nos paraliza a todos. Te pintan sus pequeños proyectos como mega-trabajos, que están haciendo algo realmente importante cuando todos saben que lo único que hacen es lamentarse en soledad por su “penosa” vida, porque no han alcanzado aquello que un día soñaron y se propusieron. Pero eso sí, en el momento en que vislumbran una pequeña oportunidad de introducirse en este ámbito, la agarran como si se les fuera la vida en ello, después de tanto criticar al que realmente se ha movido por ello. ¿Ya han olvidado sus “principios”?

Y digo yo, ¿no será que la hipocresía va con la persona y no con el mundo en el que se mueva?

6 comentarios:

  1. Gran post! he llegado a tu blog navegando entre otros tantos y tengo que decirte que me ha parecido una entrada excelente, da mucho que pensar. te sigo!! un besito =)

    ResponderEliminar
  2. Hola Sun!! No, estudié en la Universidad de Valladolid, en el campus de Segovia :) en la UA estuve estudiando Sociología. :) Lo que si que he echado de menos de allí es el cesped jejeje

    ResponderEliminar
  3. Me han gustado mucho tus reflexiones.
    Bs

    ResponderEliminar
  4. Muy buena relfexión! Cuanta razón tienes...
    que viva la hipocresía!!! ;)

    besos

    ResponderEliminar
  5. que gran verdad. Me encanta lo que has escrito, así que un aplauso por tu entrada, hahah :)
    xx

    ResponderEliminar

Free counter and web stats